Buscar

Fisiológicos afectan al Piloto e inciden en la seguridad del vuelo....



Hace muchos años escuché una frase que no solo me impactó sino que condicionaba la imagen que yo tenía de los Pilotos en general.

La frase decía que los pilotos nunca tenían miedo y además dejaban los problemas "en casa", es decir, en tierra.

Parecía que se trataba de una suerte de super hombres invulnerables tanto a factores externos como a todos aquellos que se originaban en el área psico-emocional y fisiológica.

Este pensamiento común en la época, produjo una serie de suposiciones e inconvenientes que no solo incidieron sobre muchos accidentes,  sino que además impedían la puesta en práctica de medidas preventivas oportunas que dependieran más de los procedimientos.

Hoy en día, la materia de Factores Humanos es de implementantación obligatoria, tanto dentro de las Escuelas de Aviación como dentro de la cultura operativa de cualquier empresa aeronáutica.






Las áreas de estudio consideradas van desde asuntos actitudinales, psicológicos y de comunicación, como los procesos de toma de decisiones y factores fisiológicos.








La Fisiología es la ciencia cuyo objeto de estudio son las funciones de los seres orgánicos, y aunque el origen de la palabra se deriva del latín, etimológicamente su raíz viene del griego physis (naturaleza) y logia (estudio de).

Dentro de una definición tan amplia, es fácil concluir que toda clase de afectación física del cuerpo humano durante el vuelo puede originarse en las mismas reacciones naturales del cuerpo humano a los cambios de altitud, temperatura, presión, densidad etc... 

Las consecuencias más sencillas de preveér, son aquellas que estamos acostumbrados a experimentar en tierra. Un ejemplo es la sudoración y palpitaciones e incluso los mareos o afectaciones en el sistema gastro-intestinal, bajo situaciones de estrés.

Cuantas veces escuché la advertencia sobre no comer comidas que produjeran muchos gases o incluso evitar diuréticos antes del vuelo.....

La razón era muy sencilla....  podía pasarse por una situación muy incómoda y al mismo tiempo estar más preocupado por el mal que se padecía que sobre la operación de la aeronave.



Esto último, como podrán darse cuenta, afecta el nivel de seguridad de las operaciones aéreas.

Sin embargo, hay una serie de afectaciones fisiológicas que los manuales de entrenamiento enfatizan, precisamente por su grado de compromiso en la seguridad aérea.

Se trata de la hipóxia, la hiperventilación, el envenenamiento por monóxido de carbono y la desorientación espacial.

La Hipoxia consiste en una falta de oxígeno y puede haber hasta cuatro formas diferentes de clasificarla. Por ejemplo podemos citar aquella que es producto de la intoxicación por drogas o alcohol llamada Hipoxia histotóxica,

Sin embargo la que más podríamos ver relacionada con nuestras labores en vuelo es aquella relacionada con los cambios de altitud, puesto que mayor alturas existe menos concentración y disponibilidad de oxígeno.

Esto hace que la recomendación general sea que la tripulación reciba oxígeno suplementario (extra) a partir de los 10.000 pies sobre el nivel del mar... y que sea obligatorio y constante por encima de los 12.500 pies después de haber volado por mas de 30 minutos a esa altitud. 




El Piloto debe saber reconocer los síntomas que acompañan la hipóxia (como el dolor de cabeza, mareos, hormigueo en extremidades y somnolencia) con el fin de evitar padecerla. 

La hiperventilación, es una falta de dióxido de carbono causada por inhalar y exhalar aire de manera acelerada ante situaciones de angustia o estrés.

El Piloto debe reducir conscientemente el régimen de respiración o estar dispuesto incluso a respirar con la ayuda de una bolsa en el rostro.

El envenenamiento por Monóxido de carbono, aunque poco común, puede ser causado por el mismo sistema de escape del motor en mal estado, y por lo tanto requiere de promover aire "limpio" que sea incorporado a la cabina, no sin antes detectar los síntomas del padecimiento, que son los mismos de la hipóxia.


Finalmente se debe tener precaución con la desorientación espacial, causada principalmente por la pérdida de referencias visuales externas y que no tiene otra solución que guiarse por las indicaciones de los instrumentos de vuelo en lugar de las sensaciones "engañosas" que experimenta nuestro sistema vestibular.




Hasta pronto, estimados amigos y amigas !!

Cap. Jose A. Romero.




Si deseas conocer sobre este y mas temas de aviación visita: www.eflyacademy.com

221 vistas

Whatsapp: +506 7185-6274

Email: class@eflyacademy.com

Descarga nuestra aplicación

2020 © E-Fly Academy